Aislar tu hogar

Aislar tu hogar, clave para no perder energía

El aislamiento térmico es muy importante para no perder energía, reducir el consumo y disminuir el importe de la factura. Hoy te explicamos cómo conseguir un aislamiento adecuado.

Un buen aislamiento térmico de la vivienda es imprescindible para no perder energía y ahorrar en la factura de la calefacción. Sellar correctamente puertas y ventanas permite acumular calor y evitar un gasto mayor subiendo la temperatura de los radiadores. Es cierto que podemos reducir ligeramente el importe de las facturas corrigiendo hábitos diarios, como apagando la televisión o las luces de una habitación si ya no estamos en ella, pero el verdadero ahorro se obtiene con un buen aislamiento.


Los materiales con los que se han cosntruidos, suelos, techos y paredes influyen en gran medida en el aislamiento del inmueble, que puede llegar reducir la factura energética en un 30% anual. Esta cifra representa un ahorro más que evidente en la factura del gas o de la luz, además de que disminuirá las emisiones de CO2 a la atmósfera.

Aislar tu hogar no solo es clave para no perder energía, sino que también tiene un impacto en la caldera. Al consumir menos, las fugas de calor son menores, la caldera pasa menos tiempo encendida, por lo que el desgaste de sus componentes es menor. Además, el buen aislamiento evita el frío en invierno y el calor en verano, ahorrando en calefacción y en aire acondicionado.

0 0
Feed