Calefacción central

Calefacción central: consumo individual

A partir de 2017, todas las comunidades de vecinos con sistema de calefacción central deberán tener un contador de consumo individual.

En España hay 1,7 millones de hogares con calefacción central que deberán modificar sus instalaciones antes del 31 de diciembre de 2016, y es que la nueva normativa indica que a partir de 2017 cada vecino de un inmueble con este sistema de calefacción pagará por la energía que consuma, no por su coeficiente de participación.


Este cambio tiene como principal objetivo impulsar la eficiencia energética y conseguir un pago más justo por la calefacción según el gasto que se genere. No obstante, conllevará asociado una elevada inversión en instalaciones que permitan calcular el consumo individual en una comunidad de vecinos.


Si no realizaran los cambios necesarios en las instalaciones de la comunidad y/o de la vivienda, los vecinos se enfrentarían a sanciones de hasta 10.000 euros. Además, la comunidad podrá facturar el máximo consumo a los clientes que se nieguen a estas modificaciones.


Realizar todos estos cambios supone un desembolso de entre 700 y 1.100 euros por vivienda, una elevada suma que a la larga permitirá ahorrar entre un 20% y un 30% de la energía que se consumía hasta la fecha. Esta inversión se amortizaría en un periodo de 5 años, lo que sería mucho más rentable unido a una mejora del hábito energético.

0 0
Feed