sistema climatizacion

Cómo evitar la propagación del coronavirus a través del sistema de climatización

En la entrada de hoy os dejamos unas recomendaciones que ha publicado la Federación de Asociaciones Europeas de Calefacción, Ventilación y Aire Acondicionado (REHVA) sobre climatización y coronavirus.


Las recomendaciones sobre climatización y coronavirus que debemos tener en cuenta para evitar la propagación del SARS-CoV-2 pueden resumirse en los siguientes puntos:


1) Aumentar los tiempos de ventilación
Con el fin de aumentar el aire exterior de ventilación y la extracción de aire contaminado, se recomienda iniciar la ventilación un par de horas antes y prolongar su funcionamiento un par de horas más tarde. La solución más recomendable es mantener la ventilación encendida 24/7 con niveles de ventilación más bajos en ausencia de personas.

2) Evitar la recirculación del aire
En los edificios con unidades de tratamiento de aire centralizadas no debe usarse la recirculación, ya que si hubiese partículas con virus en los conductos de retorno, éstas podrían volver a contaminar las zonas ocupadas. Se recomienda evitar la recirculación central durante los episodios de SARS-CoV-2 cerrando las compuertas de recirculación y trabajando exclusivamente con aire exterior.

3) Apagar los equipos de recuperación de calor
Los dispositivos de recuperación de calor también pueden arrastrar el virus adherido a las partículas desde el lado del aire de salida hasta el lado del aire de suministro. En los intercambiadores de calor rotativos, las partículas que se depositan en el lado del aire de extracción pueden volver a suspenderse en el aire cuando el intercambiador gira hacia el lado del aire de impulsión. Por lo tanto, en episodios de SARS-CoV-2, se recomienda apagar temporalmente estos equipos.

4) Mantener la extracción en aseos 

Los sistemas de extracción de los lavabos deben mantenerse en funcionamiento 24/7. Con el fin de limitar la transmisión fecal-oral, hay que cerrar la tapa del váter antes de accionar los sistemas de descarga de agua en los inodoros. Además, debe evitarse la apertura de ventanas, ya que, al aumentar la presión de la estancia, se pueden generar flujos con aire contaminado hacia otras zonas del edificio.

5) Abrir las ventanas en edificios sin ventilación mecánica
En edificios que no disponen de sistemas de ventilación mecánica, se recomienda abrir las ventanas exteriores durante más tiempo para aumentar la ventilación natural natural.

0 0
Feed

Dejar un comentario