aire acondicionado

Cómo limpiar y desinfectar el aire acondicionado

Los conductos, ventiladores y filtros el aire, al igual que otros sistemas de refrigeración, acumulan polvo y partículas que viajan por el aire. Esto crea obstrucciones y humedad en las cuales generan bacterias y mal olor en el ambiente. Hacer una limpieza semestral supone una serie de ventajas:


Un aire más limpio: Es la sensación más notable de un aparato cuidado o no.
Una mayor eficiencia: Un aparato sin obstrucciones, funciona mejor y consume menos energía para enfriar la habitación.
Mejor salud: Un sistema de filtración limpio y desinfectado evita agravios y alergias en nuestra salud.
Aumento de la durabilidad: Independiente de la eficiencia energética, un buen mantenimiento aumenta considerablemente la vida de cualquier aparato.

¿Cómo puedo mantener limpio el aire acondicionado?
En importante hacer un mantenimiento 1 o 2 veces al año en todos los aparatos acondicionados que tengamos. Previamente, hay que preparar la zona de trabajo, retirando todos los elementos que se puedan ensuciar y desconectando el aparato de la corriente.

Por lo general, la limpieza implica una limpieza en seco, retirando la mayor cantidad de polvo y pelusa que se haya acumulado, ya sea con una brocha, papel de cocina o un trapo seco o ligeramente húmedo.


Retiramos la carcasa y los elementos más grandes. Los filtros son fácilmente accesibles y deben limpiarse lo mejor posible. Una vez hecho estos pasos, podemos aplicar un antibacteriano que, dependiendo del tipo que sea, implica un proceso de limpieza u otro.

0 0
Feed

Dejar un comentario