El suelo radiante

Conociendo el suelo radiante

El verano ha dicho adiós y con él se aproximan fechas en las que el frío está cada vez más cerca...

El verano ha dicho adiós y con él se aproximan fechas en las que el frío está cada vez más cerca, por lo que debemos comenzar a preparar nuestro sistema de calefacción.


El suelo radiante es uno de esos sistemas, pero debemos saber que no es viable instalarlo en todos los suelos. Esto se debe a que necesitan tener inercia térmica, es decir, la capacidad de conservar la energía térmica e ir liberándola progresivamente. Además, hay que tener en cuenta que se necesita levantar el suelo existente o instalarlo sobre el mismo, y eso supone unos 8-10 centímetros.

La ubicación del hogar también es fundamental, es decir, si es un ático, una entreplanta o está orientada al norte. Es necesario un estudio previo que determine estos factores.

Este sistema supone una alta inversión inicial, pero al tratarse de un sistema de climatización invisible, permite espacios diáfanos y depurados. El objetivo principal de este tipo de sistema de climatización es que el calor o frio suba y no baje a nuestro vecino.

0 0
Feed