Detectar una fuga de agua

Detectar una fuga de agua: consejos

No debemos pasar por algo ninguna fuga, ya que podría traer sorpresas en la factura del agua y generar problemas como humedades en las paredes, daños en las instalaciones o ruidos molestos.

En algunas ocasiones detectar una fuga de agua en el hogar puede ser una tarea sencilla, en otras no. Si la fuga se encuentra en el interior de una pared o su tamaño es pequeño puede ser complicado hallar el lugar exacto dónde se está perdiendo agua. A pesar de ello no debemos pasar por algo ninguna fuga, ya que podría traer sorpresas en la factura del agua y generar problemas como humedades en las paredes, daños en las instalaciones o ruidos molestos.


En cuanto a las habitaciones de la casa dónde es más común que nos encontremos con este problema, destaca, lógicamente, el baño. En esta estancia es importante comprobar que los grifos abren y cierran correctamente y que las llaves de paso funcionan con normalidad.

Otro lugar común para las fugas es la cocina. En este caso las fugas tienden a dejarse ver con humedades en las paredes ya que generalmente las tuberías circulan por su interior. Para comprobar el estado de la instalación tanto en la cocina como en el resto de habitaciones es buena idea cerrar todas las llaves de paso de la casa y comprobar si el contador sigue corriendo.

En caso de cualquier tipo de sospecha conviene siempre llamar a un servicio técnico especializado en instalaciones de agua caliente sanitaria y de instalaciones de agua, ya que dejar pasar el problema podría acarrear problemas mayores en nuestro hogar.

0 0
Feed