Termo eléctrico

El termo eléctrico frente al calentador de gas (I)

Hablamos de las diferentes ventajas e inconvenientes del termo eléctrico y calentador

Hay debates que siempre están a la orden del día y el de la elección de termo eléctrico o calentador de gas es uno de ellos.

Dicho esto, intentaremos sacarte de dudas y que escojas una de las dos opciones segur@ de ti mism@. Para ello, vamos a exponer las principales ventajas e inconvenientes de cada opción.

Termo eléctrico.
Hablamos de una especie de tanque de agua que puede ir desde los 50 a los 100 litros de capacidad, por lo general, aunque podemos encontrar más grandes.
En el interior encontramos una resistencia eléctrica la cual es encargada de calentar el agua. Una vez que la temperatura alcanza el nivel fijado, la resistencia comienza a apagarse o bien cuando se enfría vuelve a entrar en funcionamiento.

Las principales ventajas son:
  • Instalación sencilla
  • Agua caliente al instante
  • Caudal de agua mínimo para funcionar
  • Ahorro en revisiones técnicas
  • Temperatura del agua constante
Por otro lado, si hacemos un resumen de sus aspectos menos ventajosos, encontramos:
  • Cantidad de agua limitada, es decir, una vez agotada deberemos esperar a que la resistencia vuelva a calentarse
  • Necesidad de amplio espacio para su colocación ya que no dejamos de hablar de un depósito.
  • La electricidad es más cara que el gas por lo que nos supone un consumo de energía mayor.
0 0
Feed