Regulación de la calefacción

El termostato digital y la regulación de la calefacción

La base del buen funcionamiento de un sistema de calefacción reside en adaptar la temperatura de la vivienda...

La base del buen funcionamiento de un sistema de calefacción reside en adaptar la temperatura de la vivienda a nuestras necesidades de confort compaginado con ahorro. Esta sensación es subjetiva si bien se considera que entre 19 y 21 grados es una temperatura suficiente para estar bien en invierno. En el dormitorio se recomienda tener por la noche una temperatura que oscile entre 15 y 17 grados. 


Si es el caso que la vivienda va a estar desocupada lo mejor es apagar completamente la calefacción.

En este contexto el termostato juega un papel muy importante, y los de tipo digital se encuentran en auge. Conforman una combinación de los simples con un programador en su interior.

Es importante para todos los termostatos la posición en la que se instalan a fin de evitar interferencias además de que la lectura de la temperatura ambiente sea la más exacta posible. Una altura idea es 1.50 metros evitando su instalación cerca de fuentes de calor o frio sin taparlos.

Finalmente hay que recordar que la sala en la que instalemos el termostato condicionará el del resto de habitaciones tanto en cuanto la calefacción funcionará en base a ella.

0 0
Feed