Revisiones de las calderas

Inspecciones y revisiones de las calderas de gas

Para garantizar un correcto funcionamiento de las calderas de gas y evitar posibles accidentes, es necesario seguir con el calendario de inspecciones y revisiones de este tipo de instalaciones. Ten en cuenta las siguientes fechas según la antigüedad del sistema.

Seguir el calendario de inspecciones y revisiones de las calderas de gas es imprescindible para garantizar su buen funcionamiento. Antes hay que diferenciar entre inspección y revisión. La inspección se realiza a la instalación completa cada cinco años (cuatro en el País Vasco), mientras que la revisión afecta exclusivamente a la caldera y se realiza cada dos años.


La inspección de calderas de gas se encarga de revisar el funcionamiento, la estanqueidad y la conservación del contador, tuberías, llaves y gomas de la instalación. La propia compañía es la encargada de asegurarse que la inspección se efectúa correctamente. El precio de la inspección depende de la Comunidad Autónoma, oscila los 60 euros y se paga a través de la factura del gas.


Por otro lado, la revisión de las calderas de gas se realizan cada dos años generalmente, aunque los plazos son diferentes según el tipo de aparato térmico. El principal objetivo es controlar el buen funcionamiento del equipo, asegurar su eficiencia energética, seguridad y durabilidad. Para llevar a cabo la revisión, es recomendable contactar con el Servicio Técnico Oficial del fabricante. El precio de la revisión no está definido y depende de la empresa que la realice.


Recuerda que es muy importante que el técnico que se encargue de tanto de la inspección como de la revisión de la caldera de gas debe estar cualificado y debidamente identificado como tal por parte de la empresa oficial.

0 0
Feed