Instalaciones geotérmicas

En otras ocasiones ya hemos hablado de la geotermia como concepto, pero hoy, como experto, queremos hacerlo más a fondo sobre el tipo de instalaciones que se pueden realizar en función del circuito y el método de captación.
La elección de una u otra depende únicamente de varios factores y no siempre se puede implementar la que uno quiera.
En circuito cerrado, el calor se capta a través de un colector o sonda geotérmica enterrada por el cual circula el fluido caloportador. Este tipo de instalación es la más común.
Dentro del circuito cerrado existen dos tipos de captación:
Vertical. La sonda geotérmica vertical se instala mediante perforaciones a profundidades de unos 100 metros. Esta configuración requiere poca superficie e incluso se perfora debajo de las viviendas en el caso de nuevas construcciones. Se obtiene un gran rendimiento.
Horizontal. Los captadores se entierran alrededor alrededor de la vivienda a 1-2 metros aproximadamente. Es necesario, por ello, disponer de terreno adyacente a la vivienda de entre 1,5 y 3 veces la superficie a calefactar.
Finalmente, en el circuito abierto es necesaria la existencia de pozos de agua, mares, ríos o lagos en el lugar de instalación. El agua circula por la bomba de calor renovándose constantemente.

0 0
Feed