Los efectos de una mala ventilación

Uno de los aspectos fundamentales que debe cumplir cualquier instalación para garantizar las condiciones mínimas de salud a los usuarios que se encuentran dentro es el de contar con un correcto sistema de ventilación. Mediante este mecanismo se sustituye el aire que se encuentra en el interior y que no se encuentra en kas mejores condiciones por uno renovado y de mejor calidad.


Sin embargo, si el sistema de ventilación no es bueno entonces comenzarán a aparecer los problemas y eso puede desencadenar malas consecuencias para la salud de las personas que se encuentren dentro del edificio. Una de las características de que un edificio o vivienda cuente con un mal sistema de ventilación es la aparición de manchas negras en las esquinas dy de malos olores.


Todo ello puede llevar además a la aparición de hongos que provoquen en nuestro organismo congestión nasal, irritación de los ojos, alergias o incluso infecciones respiratorias.  Habrá que prestar, por lo tanto, una especial atención tanto a los niños como a los ancianos, ya que sus probabilidades de contraer algún problema respiratorio aumentarán.


Por ello, para contar con una correcta ventilación en cualquier tipo de instalación y edificio, es recomendable contactar con profesionales del sector como aquellos con los que cuenta Servical Euskadi SL.

0 0
Feed