Suelos radiantes

Los suelos radiantes también enfrían

Aunque generalmente se la relacione con la calefacción, el suelo radiante también refrigera...

Aunque generalmente se la relacione con la calefacción, el suelo radiante también refrigera. Cada vez son más los hogares y las empresas que optan por este sistema de enfriamiento. Además tiene múltiples ventajas, por su eficiencia energética, su alimentación en fuentes de energía renovable y la menor necesidad de potencia para enfriar. Su funcionamiento es sencillo, hacen circular agua fría por sus circuitos, están equipados con un mecanismo de medición de humedad que obliga a la temperatura del suelo a estar por encima del punto reducido. Si el nivel de humedad es alto, se complementa con deshumificadores para evitar condensaciones.

El suelo radiante frío es compatible con múltiples tipos de suelo, tanto cerámica, parquet o mármol, además de poseer múltiples ventajas.


Ventajas del suelo frío

  •  Los costes del mantenimiento son bajos, casi nulos.
  •  Refrigera a bajo coste al necesitar menos potencia que otros sistemas, contribuyendo a compensar el precio de la instalación.
  •  No tiene corrientes de aire frío por lo que desaparece el peligro de que nos expongamos a un foco de aire excesivamente frío.
  •  Al no circular aire, se evita el movimiento que desplaza el polvo y otros alérgenos.
  •  Son completamente silenciosos.
  •  Son compatibles con energías eficientes como la aerotermia.
  •  Es un aparato invisible, todos los circuitos se hayan debajo de la superficie.
0 0
Feed